Seguidores

miércoles, 25 de enero de 2012

LOS EJERCICIOS DE KEGEL

Toda mujer puede -y debiera- fortalecer y controlar su musculatura vaginal, cualquiera que sea su edad. Seguramente una mujer joven iniciada desde la pubertad, como se hace en ciertas regiones de la India en la que las madres lo enseñan a sus hijas, tendrá una ventaja respecto de una mujer europea que comienza en la edad adulta, pero el control que ésta adquirirá le será beneficioso en todos los aspectos.





¿Cómo proceder? Este método, en resumen muy sencillo, se basa primero en contraer los esfínteres anales, de una forma lenta y consciente. Posteriormente y tras la ejercitación estas contracciones ritmicas, alcanzan a la vagina, logrando que la mujer poco a poco llegue a tener un control voluntario sobre la musculatura vaginal






Sin embargo, la práctica exige un ejercicio más elaborado:


El Dr. Arnold Kegel (quei-guel) desarrolló estos ejercicios originalmente para ayudar a las
mujeres con problemas para controlar la orina. Están diseñados para fortalecer y permitirle un
control voluntario de un músculo llamado pubococcígeo, o PC, para abreviarlo. El músculo PC
es parte del cabestrillo de músculo que va desde el hueso púbico, adelante, hasta el hueso caudal, en la parte de atrás. Puesto que el músculo envuelve no sólo la abertura urinaria, sino también la parte exterior de la vagina, algunas de las pacientes del Dr. Kegel descubrieron que los ejercicios tenían un efecto secundario placentero.


Cómo identificar el músculo PC
Siéntese en el excusado. Separe las piernas. Vea si puede detener e iniciar el flujo de orina sin
mover las piernas. Ése es su músculo PC, el que activa y desactiva el flujo. Si no lo encuentra la
primera vez, no se rinda; intente de nuevo la próxima vez que tenga que orinar.


Los ejercicios:
.- Kegel lento: Contraiga el músculo PC como lo hizo para detener la orina. Sosténgalo
mientras cuenta despacio hasta 3. Relájelo.


.


- Kegel rápido: Contraiga y relaje el músculo PC tan rápido como pueda.


.-Tire hacia adentro y empuje hacia afuera: Tire todo el fondo pélvico hacia adentro como si
tratara de absorber agua en la vagina. Luego empuje hacia afuera o esfuércese como si tratara
de sacar el agua imaginaria. (Este ejercicio utiliza varios músculos del estómago, así como el
músculo PC).


Al principio haga diez de cada uno de estos ejercicios (una “serie”), cinco veces al día. Cada
semana aumente en cinco (15, 20, 25, etc.) la cantidad de veces que hace cada ejercicio. Siga
haciendo cinco “series” al día.


.- Estos ejercicios los puede hacer en cualquier momento de las actividades diarias que no
requieran mucho movimiento: mientras maneja el carro, ve televisión, lava los platos, esté
sentada en la escuela o al escritorio o recostada en la cama.


.- Cuando empiece, tal vez note que el músculo no quiere mantenerse “contraído” durante los
“Kegel lentos” y que no puede hacer los “Kegel rápidos” muy rápido o con ritmo constante.
Persevere. Es probable que en una semana o dos note que lo puede controlar bastante bien.


.- Algunas veces el músculo comenzará a sentirse un poco cansado. No es de sorprenderse.
Probablemente no lo ha utilizado mucho en el pasado. Descanse algunos segundos y
comience otra vez.
.- Una buena manera de verificar cómo le está yendo es insertar uno o dos dedos lubricados en
la vagina.


v ¡Recuerde respirar de manera natural y uniforme mientras hace sus ejercicios de Kegel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada